Re clasificación de cuentas contables


Suscribete GRATIS a nuestros Boletines!

Re clasificación de cuentas contables

Reclasificar o ajustar nuestras cuentas contables es una tarea básica y que normalmente debemos practicar al interior de nuestras empresas.

¿Cuándo debo reclasificar las cuentas?:

Realmente pueden existir infinidad de casos en los que pueda haber lugar a una reclasificación de cuentas contables, pero voy a mencionar algunas comunes:

1. En un principio auxiliarizamos mal la cuenta:

Puede que hayamos abierto una cuenta y sencillamente lo hicimos mal o luego de evaluarlo decidimos que había una cuenta mucho más acorde y clara con lo que queremos registrar.

En la contabilización bastará con hacerle un débito o crédito a la cuenta a ajustar (para que quede en ceros) y llevarlo como contrapartida a la cuenta que vamos a seguir utilizando.

NOTA: a pesar de que la cuenta que veníamos utilizando (la que estaba “mal”) queda con saldo 0 no podemos eliminarla de nuestra contabilidad, porque ella tiene el detalle de cada uno de los movimientos anteriores, la nueva cuenta solo tiene el valor del saldo presente.

2. Se modifica por la aparición de una norma:

Es normal que una norma en principio diga que debemos registrar algún valor en nuestra contabilidad, pero que no diga cómo hacerlo, es por eso que de manera subjetiva optamos por abrir una cuenta y colocar allí los valores que resulten por el concepto que menciono la norma. Luego de unos meses sale a la luz un decreto que dice que debemos registrar esos valores en una cuenta de cierta naturaleza, pero que si comparamos con la nuestra, son diferentes. En estos casos debemos realizar la reclasificación correspondiente.

3. Cuentas con saldo en rojo:

No debería ser normal que en nuestra contabilidad existan cuentas con ese tipo de saldos.

mmm. ya sé, me imagino que no tienes muy claro que es una cuenta con saldo en rojo, entonces…

¿Qué son cuentas con saldo en rojo?

Para entenderlo de manera simple, no son que cuentas que arrojan un mayor valor en el lado contrario de su naturaleza. Ejemplo: la cuenta 1110 (Bancos) es de naturaleza DEBITO, pero resulta que al finalizar el periodo esa cuenta tiene un saldo crédito por 100.000, esto nos estaría diciendo que nos gastamos más dinero del banco del que teníamos, algo que contablemente no está bien. Entonces si la cuenta es de naturaleza CREDITO no sería normal que cuando verifiquemos su saldo sea DEBITO. Ejemplo 2. Las cuentas por pagar son de naturaleza CRÉDITO, entonces si tomamos todos los créditos y le restamos los débitos debería arrojar un saldo CREDITO no DEBITO, si arroja un saldo DEBITO querría decir que pagamos más de lo que debíamos y a pesar de que el dinero si haya salido, debemos reclasificar la cuenta dejándola en ceros o con un saldo CREDITO.

Cuando realizamos la verificación de las cuentas puede que la cuenta de clientes resulte con un saldo CREDITO (ósea saldo en rojo porque esta cuenta es de naturaleza DEBITO), esto lo que nos quiere decir es que los clientes pagaron más de lo que debían, sin embargo el manejo más correcto sería dejar en ceros esa cuenta y el restante enviarlo como alguna contingencia por ejemplo.

NOTA: en los software de contabilidad las cuenta con saldo en rojo aparecen con un símbolo menos (-) en frente.

Pueden existir otros casos pero creo que estos son los más comunes.

Siempre todo resulta más sencillo si lo vemos con nuestros ojos, por eso en la parte de abajo está el vídeo que nos ayudará a simplificarlo todo y más abajito están los archivos del taller y el Excel si quieres descargarlos.

Vídeo:  Re clasificación de cuentas contables.

Planteamiento del Ejercicio:

El 30 DE ENERO realizamos ajuste a las cuentas de retención.

Video: Como se Re clasifican las cuentas en contabilidad

Material de descarga

Nombre del archivo Tipo Descargar Archivo
Programa Contable.xlsx Excel
TALLER CONTABLE.pdf Pdf

Comentarios

DESCARGA TODOS LOS VIDEOS Y FORMATOS DE ESTE CURSO



Descargar Curso Completo



renta personas naturales en Excel